Ir al contenido principal

Porque es importante leer la etiqueta de los alimentos

Porque es importante leer la etiqueta de los alimentos Las etiquetas de los alimentos proporcionan información sobre el recuento de calorías, el tamaño de las porciones y el valor nutricional de los alimentos. Familiarizarse con ellos le ayudará a tomar decisiones saludables a la hora de comprar. Sobre las etiquetas de los alimentos Las etiquetas de los alimentos proporcionan información nutricional sobre los alimentos que compras. Utilice estas etiquetas para elegir alimentos más saludables. Qué hay que tener en cuenta Compruebe siempre primero el tamaño de la porción. Toda la información de la etiqueta se refiere al tamaño de la porción. Muchos envases contienen más de una ración. Por ejemplo, una ración de pasta suele ser de 56 g (2 onzas) cruda o de 0,24 l (1 taza) cocida. Consumir 2 tazas (0,48 litros) en una comida significa consumir 2 raciones. Esto supone el doble de calorías, grasas y otros nutrientes que los indicados en la etiqueta. El recuento de calorías indica el número d

Porque es importante leer el diario de ana frank

 Porque es importante leer el diario de ana frank

En esta conmovedora historia para niños y jóvenes, Ana Frank, de 13 años, cuenta al mundo con valentía y picardía lo que fue sobrevivir a la guerra.


"Escribir un diario es una experiencia muy extraña para alguien como yo. No sólo porque nunca he escrito nada antes, sino porque luego ni yo ni nadie estará interesado en leer las reflexiones de una niña de trece años. Pero bueno, no importa. Tengo ganas de escribir.

Esto es lo que pensaba Ana Frank, una niña judía que en 1929 vivió con su familia los acontecimientos más difíciles de la Segunda Guerra Mundial, sin saber que esta frase y todo lo que incluyó en su libro El diario de Ana Frank se convertiría en una de las obras literarias más importantes y famosas de su tiempo. Setenta años después de su primera publicación, el libro sigue siendo una de las obras literarias más recomendadas para niños y jóvenes.

Aunque sus memorias relatan los trágicos sucesos de la Segunda Guerra Mundial, la historia se ha convertido en una herramienta educativa para que profesores y padres enseñen y expliquen este acontecimiento histórico a niños a partir de 8 años, mostrándoles una perspectiva diferente de la guerra y la importancia de los derechos humanos.

¿Quién era Ana Frank y qué contenía su diario?
Tenía 13 años y soñaba con ser escritora o periodista, era universitaria y le gustaba bromear. Vivía en Alemania con sus padres y su hermana mayor. Cuando en 1940. Cuando Hitler llegó a la presidencia de Alemania y declaró la guerra a los judíos, su vida empezó a cambiar. Los niños alemanes, con los que era amiga desde hacía años, empezaron a fijarse en su nacionalidad y la persiguieron por ello. Pronto su familia tuvo que trasladarse a Holanda, pero allí también hubo amenazas y persecución política.  



Ana y su familia tuvieron que refugiarse durante dos años en un pequeño escondite en Ámsterdam, donde la mayor parte del tiempo no podía salir de casa, ni hablar ni jugar.

Desde su ventana podía oír los gritos de los niños que jugaban y anhelaba volver a ver a sus amigos y tener a alguien que la escuchara y comprendiera. Así que en este escondite, su amiga Kitty escribió en su diario, describiendo en cada página las difíciles situaciones en las que se encontraba, su miedo a los soldados que asediaban el barrio, sus sentimientos de esperanza por el inminente fin del conflicto y su visión más bien crítica de la guerra que estaba viviendo.

De este modo, Ana dio vida al cuento, deseando que, como todos los niños, pudiera vivir en paz y libertad en el mundo. A pesar de su valentía, antes del final de la guerra los alemanes la encontraron a ella y a su familia y los deportaron a un campo de concentración, siendo su padre Otto el único superviviente. Cuando encontró el librito de su hija, se emocionó y publicó sus escritos para que todos pudiéramos conocer sus experiencias.

Una historia que todos deberíamos leer.
Los efectos de la guerra son obvios para todos, pero rara vez tenemos la oportunidad de verlos a través de los ojos de los niños y comprender que estos problemas no les son ajenos. Ana Frank no sólo nos mostró cómo los conflictos políticos afectan a los niños, sino que también nos dejó cuatro valiosas lecciones que hacen que valga la pena que los niños lean su diario:

No importa la edad que tengamos, cada acción o canción que hagamos puede convertirse en un acontecimiento histórico. Al principio no le convencía demasiado su historia, y luego, sin saberlo, se convirtió en un clásico de la literatura.
En cada carta, Ana expresa sus sentimientos y demuestra que, independientemente de la nacionalidad, la edad o el color de la piel, todos somos iguales y tenemos los mismos derechos y aspiraciones a una vida feliz.
Su historia demuestra que todo acto de guerra sólo deja dolor, por lo que debemos centrarnos siempre en la paz, la esperanza y la libertad.
Comprender que, a pesar de las situaciones difíciles, siempre debemos ser nosotros mismos, defender lo que creemos y ser valientes para alcanzar nuestros sueños.


La historia de este libro permite descubrir cómo ven el mundo los niños, cuáles son sus conflictos y cómo entienden lo que le ocurrió a Ana, a través de ejercicios didácticos que se pueden poner en práctica después de la lectura. He aquí algunas ideas:

Reconstruir la casa de Ana Frank: Al leer su diario, los niños se preguntarán cómo consiguió sobrevivir a un periodo de reclusión tan largo o cómo consiguió sobrevivir a un periodo de reclusión tan largo.

Entradas populares de este blog

Se puede leer dos libros a la vez

Se puede leer dos libros a la vez Una pregunta demasiado común para un hábito tan apasionante: ¿es buena idea leer dos (o más) libros al mismo tiempo? Desmontamos mitos y damos consejos.  Cómo leer con tu hijo, aunque aún no sepa leer. Cómo leer más, leer mejor y recordar de qué tratan los libros. Leer dos libros al mismo tiempo, ¿sí o no? Imagen: "Llámame por tu nombre" (Luca Guadagnino, 2017). Si usted es una de esas personas que disfrutan de la lectura, probablemente se haya hecho esta pregunta más de una vez. O tal vez haya resuelto este problema usted mismo. Leer dos libros al mismo tiempo: ¿es una buena idea o no tiene sentido? Los que ya la han contestado poniéndola en práctica saben que esta pregunta es casi inútil.  No hay ninguna investigación relevante que recomiende centrarse en una sola de estas aficiones, pero muchos recomiendan convertirla en una afición puntual (o incluso poco frecuente) para muchas personas, y hacerla con la mayor regularidad posible. Tampoco

Porque es importante leer la etiqueta de los alimentos

Porque es importante leer la etiqueta de los alimentos Las etiquetas de los alimentos proporcionan información sobre el recuento de calorías, el tamaño de las porciones y el valor nutricional de los alimentos. Familiarizarse con ellos le ayudará a tomar decisiones saludables a la hora de comprar. Sobre las etiquetas de los alimentos Las etiquetas de los alimentos proporcionan información nutricional sobre los alimentos que compras. Utilice estas etiquetas para elegir alimentos más saludables. Qué hay que tener en cuenta Compruebe siempre primero el tamaño de la porción. Toda la información de la etiqueta se refiere al tamaño de la porción. Muchos envases contienen más de una ración. Por ejemplo, una ración de pasta suele ser de 56 g (2 onzas) cruda o de 0,24 l (1 taza) cocida. Consumir 2 tazas (0,48 litros) en una comida significa consumir 2 raciones. Esto supone el doble de calorías, grasas y otros nutrientes que los indicados en la etiqueta. El recuento de calorías indica el número d

Por que es importante leer obras del renacimiento español

 Por que es importante leer obras del renacimiento español La lectura es un proceso cognitivo de exploración de mundos e historias que nos hacen pensar. Y no sólo eso: transporta ideas y cambia la vida de las personas. Los lectores se vuelven más intelectuales, sus mentes se desarrollan y también ven lo que no existe, aumentando así su imaginación. Cuando leemos con regularidad, ejercitamos nuestro cerebro como un músculo y mejoramos nuestra memoria, así como nuestra ortografía y sintaxis. La lectura de una buena obra literaria nos prepara para afrontar las realidades de la vida, aprecia la felicidad, amplía nuestros horizontes de conversación, entretiene, e incluso nos hace crecer como personas, mejorando nuestro lenguaje y, por tanto, nuestra comunicación. El lenguaje propiamente dicho consiste en un sistema de comunicación situado en cuatro centros neuronales del cerebro, en una zona denominada DAL (centros corticales del lenguaje). Esta zona consta de 5 partes: Área de Luria: coord