Ir al contenido principal

Porque es importante leer la etiqueta de los alimentos

Porque es importante leer la etiqueta de los alimentos Las etiquetas de los alimentos proporcionan información sobre el recuento de calorías, el tamaño de las porciones y el valor nutricional de los alimentos. Familiarizarse con ellos le ayudará a tomar decisiones saludables a la hora de comprar. Sobre las etiquetas de los alimentos Las etiquetas de los alimentos proporcionan información nutricional sobre los alimentos que compras. Utilice estas etiquetas para elegir alimentos más saludables. Qué hay que tener en cuenta Compruebe siempre primero el tamaño de la porción. Toda la información de la etiqueta se refiere al tamaño de la porción. Muchos envases contienen más de una ración. Por ejemplo, una ración de pasta suele ser de 56 g (2 onzas) cruda o de 0,24 l (1 taza) cocida. Consumir 2 tazas (0,48 litros) en una comida significa consumir 2 raciones. Esto supone el doble de calorías, grasas y otros nutrientes que los indicados en la etiqueta. El recuento de calorías indica el número d

Por que es importante leer obras del renacimiento español

 Por que es importante leer obras del renacimiento español

La lectura es un proceso cognitivo de exploración de mundos e historias que nos hacen pensar. Y no sólo eso: transporta ideas y cambia la vida de las personas.

Los lectores se vuelven más intelectuales, sus mentes se desarrollan y también ven lo que no existe, aumentando así su imaginación.

Cuando leemos con regularidad, ejercitamos nuestro cerebro como un músculo y mejoramos nuestra memoria, así como nuestra ortografía y sintaxis.

La lectura de una buena obra literaria nos prepara para afrontar las realidades de la vida, aprecia la felicidad, amplía nuestros horizontes de conversación, entretiene, e incluso nos hace crecer como personas, mejorando nuestro lenguaje y, por tanto, nuestra comunicación.

El lenguaje propiamente dicho consiste en un sistema de comunicación situado en cuatro centros neuronales del cerebro, en una zona denominada DAL (centros corticales del lenguaje). Esta zona consta de 5 partes:

Área de Luria: coordina los movimientos laríngeos, faríngeos, palatinos y linguales. Palatal, lingual y labial.

Área de Exner: coordina y organiza los movimientos del habla y permite la escritura.

Área Dejèrine: integración e interpretación simbólica de los estímulos visuales. Centro de lectura y escritura.

Área de Broca: parte del cerebro que interviene en la producción, el procesamiento y la comprensión del habla.

Área de Wernicke: responsable de la decodificación auditiva de las funciones del lenguaje (comprensión del lenguaje). Memoria a corto y largo plazo (semántica) y conocimiento de las reglas gramaticales.

Por tanto, está científicamente demostrado que la lectura nos hace más inteligentes y garantiza una mejor comunicación.

Si nuestros hijos y nosotros mismos pudiéramos leer al menos una hora al día, estaríamos mejor educados y tendríamos una mejor función cerebral. Desgraciadamente, con la plétora de tecnología actual, la lectura se ha convertido en algo aburrido para muchas personas y, aunque existen los libros electrónicos, sigue estando de moda disfrutar de un libro con un trozo de papel en la mano.


Sin embargo, hay algunos títulos excelentes cuya lectura puedo recomendar:
El Principito - Antoine de Saint Exupéry, Cien años de soledad - Gabriel García Márquez, Romeo y Julieta - William Shakespeare, Orgullo y prejuicio - Jane Auster, El Quijote - Miguel de Cervantes, Crónica de una muerte anunciada - Gabriel García Márquez, Las aventuras de Sherlock Holmes - Sir Arthur Conan Doyle, Los Miserables de Víctor Hugo, Hamlet de William Shakespeare, Viaje al centro de la Tierra de Julio Verne, La vuelta al mundo en 80 días, también de Julio Verne, La casa de los espíritus de Isabel Allende, Tom Sawyer de Mark Twain, El escarabajo de oro de Edgar Allan Poe, Los viajes de Gulliver de Johnathan Swift y La casa verde de Mario Vargas Llosa.

Un consejo para quien lea por internet es la sección de Clásicos Hispánicos del Centro Virtual del Instituto Cervantes. Aquí está el enlace: http://cvc.cervantes.es/literatura/clasicos/default.htm

Entradas populares de este blog

Se puede leer dos libros a la vez

Se puede leer dos libros a la vez Una pregunta demasiado común para un hábito tan apasionante: ¿es buena idea leer dos (o más) libros al mismo tiempo? Desmontamos mitos y damos consejos.  Cómo leer con tu hijo, aunque aún no sepa leer. Cómo leer más, leer mejor y recordar de qué tratan los libros. Leer dos libros al mismo tiempo, ¿sí o no? Imagen: "Llámame por tu nombre" (Luca Guadagnino, 2017). Si usted es una de esas personas que disfrutan de la lectura, probablemente se haya hecho esta pregunta más de una vez. O tal vez haya resuelto este problema usted mismo. Leer dos libros al mismo tiempo: ¿es una buena idea o no tiene sentido? Los que ya la han contestado poniéndola en práctica saben que esta pregunta es casi inútil.  No hay ninguna investigación relevante que recomiende centrarse en una sola de estas aficiones, pero muchos recomiendan convertirla en una afición puntual (o incluso poco frecuente) para muchas personas, y hacerla con la mayor regularidad posible. Tampoco

Porque es importante leer la etiqueta de los alimentos

Porque es importante leer la etiqueta de los alimentos Las etiquetas de los alimentos proporcionan información sobre el recuento de calorías, el tamaño de las porciones y el valor nutricional de los alimentos. Familiarizarse con ellos le ayudará a tomar decisiones saludables a la hora de comprar. Sobre las etiquetas de los alimentos Las etiquetas de los alimentos proporcionan información nutricional sobre los alimentos que compras. Utilice estas etiquetas para elegir alimentos más saludables. Qué hay que tener en cuenta Compruebe siempre primero el tamaño de la porción. Toda la información de la etiqueta se refiere al tamaño de la porción. Muchos envases contienen más de una ración. Por ejemplo, una ración de pasta suele ser de 56 g (2 onzas) cruda o de 0,24 l (1 taza) cocida. Consumir 2 tazas (0,48 litros) en una comida significa consumir 2 raciones. Esto supone el doble de calorías, grasas y otros nutrientes que los indicados en la etiqueta. El recuento de calorías indica el número d